Statement

El paso del tiempo siempre ha estado arraigado en mi persona. Supongo que mucho tendrá que ver el hecho de haber tenido unos padres de edad avanzada, con lo que conceptos como la fugacidad han dejado un poso en mi imaginario de forma natural. También por ello, no es de extrañar, que siempre haya sentido atracción por el mundo tradicional japonés, y más concretamente, por el Wabi Sabi, estética que nace de la filosofía Zen, cuya idea de la impermanencia es eje central en todo su planteamiento.